jueves, 19 de mayo de 2011

BAÑO DE PACIENTE EN CAMA

EL ASEO DE UN PACIENTE EN CAMADO



Uno de los procedimientos realizados con más frecuencia por los auxiliares de enfermería, es el aseo del paciente. La higiene, proporciona bienestar sobre todo si debido a su patología, el paciente debe permanecer encamado.

Este bienestar mejora sin duda la calidad de vida y trata de brindar cuidados a través del aseo, mejorando la circulación, la hidratación de la piel y la imagen del paciente en general.
El aseo de un paciente encamado es una tarea diaria en hospitales, geriátricos o domicilio del encamado.




PROSEDIMIENTOS



1. Lavar las manos con agua y jabón y colocar guantes estériles de un solo uso.


2. Explicarle al paciente que se le va a higienizar y preparar todo el material correspondiente que incluye ropa para el paciente, agua, jabón, toallas, sabanas nuevas y todo lo que sea necesario y complementario para el aseo.
Además, vigilar que la habitación permanezca sin corrientes de aire para que el paciente no se enfríe, manteniéndolo desnudo el menor tiempo posible y preservando su intimidad.

3. Es importante la observación del paciente de la cabeza a los pies y que al desnudarlo, este cubierto para que no se enfríe. Si tiene camisón se lo retiramos primero por la cabeza y después por los brazos y si hay dificultad por una venoclisis(1) o traumatismo, primero por un brazo y después por el otro siendo el miembro afectado el ultimo en desvestirse.

4. El orden para la higiene del paciente es: Ojos, cara, cuello y hombros, brazos, manos, axilas, tórax y mamas, abdomen, piernas y pies, espalda y nalgas y por ultimo la región genital.

5. Para lavar la cabeza en un paciente encamado, se procede a colocar al paciente sobre la orilla de la cama sin almohada recostado sobre un hule alrededor de su cuello sujetándolo de manera que quede fijo. La parte distal del hule se introduce en el cubo o palangana quedando un canal que facilita la recogida del agua. Mojar la cabeza, colocar el champú, luego enjuagar y secar lo mas pronto posible para que el paciente no se enfríe.

6. Los ojos y la cara se lavan con agua sin jabón, siempre secamos después de lavar cada zona en particular. Todas las demás partes del cuerpo con agua y jabón. Se le acerca el recipiente con agua al paciente para que pueda lavarse las manos y luego se las secamos.

7. Debemos poner especial énfasis en el cuidado de lavar y secar bien la zona submamaria en las mujeres y todos los pliegues en particular en mujeres y hombres. Lavaremos las extremidades inferiores secando bien los pliegues interdigitales.

8. Ahora colocaremos al paciente en decúbito lateral para lavar la parte posterior del cuello, hombros, espalda y nalgas. Enjuagar y secar;

9. Cambiamos el agua, jabón y la esponja y colocamos de nuevo al paciente en decúbito supino;
10. Por último, procederemos a lavar la región genital. La higiene de los genitales la realizaremos desde la región genital a la anal (así evitaremos el arrastre de gérmenes del ano a los genitales); utilizaremos agua y un antiséptico no irritante en vez de jabón. Enjuagar y secar bien.

11. Una vez seco, hidratar la piel del paciente con una loción de uso diario, que no les irrite la piel.

Recordar que el aseo aumenta y mejora la calidad de vida del paciente.


venoclisis(1): Acceso a la sangre por medio de una vena. Se utiliza en casi todas las hospitalizaciones para administrar medicamentos intravenosos o para tomar muestras con cierta frecuencia.
http://www.tcae.org/



VIDEO DE HIGIENE DE PACIENTE EN CAMA
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada